27/05/2016

Fotografía:    http://www.eldivisadero.cl/media/notis/37974_HIDATIDOSIS1.JPG

Coyhaique-. En el sector Galera Chico, el director nacional del SAG, Ángel Sartori, en compañía del Gobernador Provincial de Coyhaique, Cristian López, encabezaron la aplicación de la primera vacuna contra la hidatidosis en lanares, acción que se enmarca en el Programa de Transferencia Recomposición Masa Ganadera: Sanidad, incluido en el Plan de Desarrollo de Zonas Extremas, y financiado por el Gobierno Regional de Aysén con aprobación del Consejo Regional.

Este programa piloto e inédito en el país, en una primera instancia abordará una masa referencial  total de 4.000 ovinos, en 30 rebaños, en dos sectores de la región, como son Galera Chico-Balmaceda en la comuna de Coyhaique, y El Maitén en la comuna de Cochrane.

La hidatidosis o equinococosis es producida por una tenia o gusano plano que habita en el intestino del perro y que se transmite al ser humano y a otros animales domésticos y silvestres a través de la ingesta de sus huevecillos, produciendo la aparición de quistes hidatídicos en diferentes órganos.

El director nacional del SAG destacó la importancia de este tipo de iniciativas para el sector ganadero. “La condición zoosanitaria del sector pecuario, que cumple con los más altos estándares de calidad, nos ha permitido ganar prestigio a nivel mundial y por este tipo de iniciativas son fundamentales, porque nos sirven para mantener la sanidad animal, y por ende el crecimiento y el desarrollo del sector; además de ser un apoyo clave para evitar problemas en la salud de las personas”, aseguró.

Por su parte, el director regional del SAG, Julio Cerda, señaló que “con la  aplicación de esta vacuna el Servicio Agrícola y Ganadero busca incorporar un tratamiento preventivo y curativo de la afección en  los lanares con el propósito de interrumpir el ciclo del parasito y tener un efecto sinérgico con las medidas tradicionales de desparasitaciones periódicas y masivas, control vísceras infectadas y educación sanitaria, en un trabajo integral del intersector”.

La vacuna en ovinos genera un efecto sinérgico con las medidas tradicionales, como son las desparasitaciones masivas y periódicas, la destrucción de vísceras infectadas y  la educación sanitaria. La nueva vacuna, fabricada por ingeniería genética, permite niveles de protección (ausencia de quistes) de un 85% con una dosis y de 99% con dos dosis en corderos. En tanto, una revacunación al año, permite mantener una protección del 95%, cifras que son muy auspiciosas para el control de esta enfermedad.

En tanto, Miguel Ángel Calisto, consejero regional de Aysén, manifestó que “el compromiso del Consejo Regional es concreto, acá hay una priorización en la Comisión de Fomento Productivo por entregar recursos a estos programas que son tan importantes para el fortalecimiento de la economía familiar campesina. Nosotros hemos aprobados más de 30 mil millones de pesos para potenciar el sector rural, lo que demuestra nuestro compromiso con el sector”.

Igualmente, Clara Velásquez, productora del sector se mostró contenta con la aplicación de esta vacuna. “para nosotros es muy grato contar con la presencia de las autoridades y vecinos en nuestro hogar. Esta iniciativa ha sido largamente esperada, y nos beneficiará a todos/as, ya que esta enfermedad está presente en las zonas rurales”, puntualizó.

 

Fuente:    http://www.eldivisadero.cl/noticia-37974

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *